martes, 27 de octubre de 2015

Todo Por La Audiencia



- ¿Qué puedo hacer por ti para que no me mates?



- Nada, ya tomé esa decisión y no hay marcha atrás.



- Pero… por favor, tengo una familia que mantener.



- No es relevante para mi, saldrán adelante sin ti.
Me encargaré de que tu mujer 
conozca a alguien mejor que tú.



- Siempre he sido buena persona, tú lo sabes. 
No merezco este final, aún tengo cosas por hacer.



- Ten algo más dignidad, no me ruegues y acepta tu destino.
Si te resulta más sencillo, considérame el Dios
que ha dictaminado que tu tiempo ha expirado.



- Pero esto no tendría por que ser así. 
Tienes el poder de cambiarlo, de dejarme libre.



- Tal vez, en un universo paralelo, nuestros roles fueran diferentes.
 Pero en éste, mi deber es acabar contigo,
 de la forma más cruel que pueda concebir.
 Yo no tengo límites, amigo.



- Sin ti no soy nada, lo reconozco. 
Dependo totalmente de ti. 
No lo hagas, déjame vivir.



- Aún no lo entiendes. Esto no es por ti, ni por mi.
 Esto es por la audiencia. Y la audiencia quiere que mueras.
 Sólo así ganaré el Concurso de Terror.





Y, tras decir esto, el escritor tecleó “Entonces, Joe fue arrollado por una cosechadora”.





Este Microrrelato (o Micrometarrelato, mejor dicho) de 200 palabras participó en el Concurso "MicroTerror IV" de "El Círculo de Escritores".


--------------------------


Si te gustó este Microrrelato, te pueden interesar también: