jueves, 9 de agosto de 2012

Batman y Robin


Batman es la chupacámaras, Robin la que evita al Dios Sol con su Robinbolso. Ambas sienten toda la ola de calor en sus mas profundas carnes, posiblemente sufran. Tú puedes ayudarlas.

Votemos para que las monjas tengan otra indumentaria más apropiada para esta época del año, creo que su empresa puede permitírselo. Eso si, nunca en Bikini, bajo multa. 

domingo, 5 de agosto de 2012

Roja Esencia


Llevo guardada en un tubo tu roja esencia, y cuando el frío me atenaza, tu cálido recuerdo me templa.

jueves, 26 de julio de 2012

Blind


"He vivido en la oscuridad mucho tiempo. Con los años mis ojos se habían acostumbrado, se había convertido en mi mundo y podía ver.  Pero alguien encendió la luz, inundó mi memoria y ahora estoy ciego" 


Dexter Morgan

Will B. Nothinker


jueves, 19 de julio de 2012

Tren Minero


El Humor Es Una Bomba Aterciopelada


La mayoría de nosotros no somos felices, pero nadie puede impedirnos ser alegres, eso sólo depende de nosotros. Que la existencia sea mayoritariamente una broma pesada no debería entristecernos, antes que llorar es preferible sonreír.

En el humor siempre hay una víctima, de hecho la risa tiene efecto porque refleja superioridad, nos reímos de otros. Nos burlamos de las desgracias para agradecer nuestra suerte, incluso para celebrar que conservamos la vida, pero aun así… hay que saber reírse de uno mismo mas que de otros. Si algo no nos hace gracia y al resto si, no nos integraremos si nos reprimimos.

La comicidad refleja realidades alternativas, nuevas posibilidades, aumenta la imaginación. Permite mostrar al mundo comportamientos detestables de una forma cruda y real, combatiendo la autoconservación del status quo. Es seguir siendo un niño que no perdió la esperanza de que todo puede cambiar, que no hay que esconder nada, que podemos mejorar recordando lo que queda por construir.

La crítica es posible minimizando las represalias gracias al chiste, el humor es una bomba aterciopelada. La inmunidad de la parodia es un arma frente al olvido, la verdad oculta o la injusticia. Reduce la carga emocional, crea un mundo futuro alcanzable frente a una situación actual desesperante. Sin miedo no hay humor, sin humor no hay valentía. Todos somos actores y nuestro personaje puede ser cualquiera.

viernes, 6 de julio de 2012

Apocalipsis Real Ya!


Apocalipsis... bella palabra, ambigua como su hermanastro Fin. La clase de conceptos que hace temblar los cimientos (psíquicos, morales, dogmáticos) de cualquiera, pero Apocalipsis no implica el Fin, sino sufrimiento, supervivencia.

Porque tal vez andas distraído y no te planteas que el Apocalipsis llegó hace tiempo, que las cadenas que antes llevaban los esclavos ahora son tan etéreas como un sueño, y muy evidentes con una adecuada perspectiva.

Porque la libertad es un estado mental y la esclavitud también, toda puerta tiene una cerradura, luego encuentra todas las llaves que puedas. Porque puede que veas una luminosidad artificial en su mensaje, o un recelo constante al contraste en su dogmas escalados a grises.

Mentes grises y cuerpos coloreados, como mariposas. Odiosas mariposas, no temen exponerse porque no saben que pueden oponerse a vivir bajo sus reglas. Porque los mismos que las crearon no las siguen, las diseñaron para que otros las cumplieran.

La mano que mece la cuna es la mano que domina el mundo, ¿No?. Pues hagámosla temblar, hagamos que se nos escuche y ni siquiera se nos haya visto. Fantasmas urbanos, pequeñas mentes fabricando un mundo mejor en su interior y plasmándolo en el exterior, siempre muriendo por trece gramos de luz, de apariencia gris y fácilmente camuflable.

Eres una polilla, o al menos puedes serlo. Escudriña microscópicamente cada parcela dentro de tu cabeza, araña las paredes de tu corazón hasta que se quiten las postillas, y entonces decide.

¿Mariposa o polilla? ¿Alma gris y coraza vistosa o alma vistosa y coraza gris? Pronto empezará el principio del final, hay que estar preparados, entra en las sombras y espera las luces, entonces atacaremos todos juntos.

Véngate, ríete en su cara, sal victorioso. No somos números, no somos nombres. Somos conceptos, somos invisibles y muy ruidosos... Buh!