miércoles, 11 de febrero de 2015

Is on sedneitne ogla, elad al atleuv


Uno de los mayores consejos que puedo regalar a quien quiera recibir uno es, sin duda, el título de este ensayo. Is on sedneitne ogla, elad al atleuv. Puede parecer una tomadura de pelo, pero no os dejéis llevar por la primera impresión que os produzca.



De hecho esta oración es, en sí misma, una enseñanza y su ejemplificación, la moraleja convertida en metáfora. Cumple lo que promete de una manera rotunda y permite obtener recompensas de cualquier elemento discordante con el que os topéis.



La mente tiende a ser práctica, y por ello crea patrones y modelos para no tener que andar constantemente analizando cualquier cuestión. Así se permite un desarrollo secuencial del pensamiento en el que todo siga el guión establecido y nada altere la apariencia inquebrantable de nuestra estructura cerebral. Porque, en apariencia, las cosas son simples, sólo hay una respuesta posible a una pregunta y nada es relativo, ¿no?. Todo es susceptible de ser protocolizado.



Incluso, es mas, aunque dicho procedimiento mental saque a la luz ciertas incongruencias o anomalías en el sistema, el método apenas se varía, al considerar aceptable el nivel de dividendos aceptable. Conservamos lo inalterable como virtud y simplificamos la vida en arquetipos que sirven de molde a lo que todos deberíamos aspirar. Es Convergencia.



Se “tu mismo”, pero que “tu mismo” se parezca a “eso que aceptamos”. Ese es el Dogma Convergente.



Lo curioso es que, de vez en cuando, colisionamos frontalmente con lo experimentado hasta ese mismo instante de nuestras vidas. Utilizamos las mismas herramientas que nos sirvieron hasta entonces, asumiendo que si entonces fueron efectivas, ahora también lo serán. Cuando no resulta así, y ninguna de ellas vale, parece que es una problema sin solución, produciendo desesperanza y resignación. Hemos de descifrar un mensaje encriptado con una clave que ignoramos.



Tenemos un conflicto.



Un ejemplo es que existe la tendencia de presentar un desacuerdo como una competición, como un combate a muerte entre dos contrincantes, donde se aceptará todo aquello que él vencedor tenga que decir. Aunque algunas de sus premisas sean incorrectas o incompletas.



En cualquier enfrentamiento, ambas personas tienen razón y ambas se equivocan. Al establecer únicamente uno de los polos como certeza, perdemos todo lo cierto que se puede extraer de su contrario, incluso también todo lo malo a tener en cuenta.



Es en la mezcla, en el análisis como una sola entidad, donde hallaremos el Todo, las mas elevadas “soluciones”.



Si no sabes responder a algo, siempre puedes cambiar la pregunta. Si no ves desde un punto concreto, puedes desplazarte hacia el otro lado y observar lo dispar. Aprender a amarlo.



Todo es susceptible de ser invertido.



Es mas relevante la perspectiva desde la que formulas una pregunta que la propia respuesta, ya que dicha respuesta puede acabar siendo una simple cuestión técnica (que puede obtenerse a través de lo ya conocido) o experimental (que debe ser descubierto en base al ensayo/error).



Cómo formules un problema conlleva una determinada solución, y cuantas mas presentaciones diferentes concibas, obtendrás un número superlativo de soluciones. Se logra entonces una amplia gama de elección disponible ante nuestro conflicto. Se descubren nuevos caminos, nuevas tomas de conciencia para las cuestiones de siempre desde otro ángulo novedoso. Creas un avance en lo que ya conocemos. Inventas otro futuro.



Es como si, cuando piensas en ti, te concibes como la materia que te contiene, la sombra que proyecta, la energía que engendra y consume, y la vida que perdura en otros “yo” que no son “tu”. Es ver toda la Existencia en ti, es diluirse en el Todo. Es Divergencia.



Nada te ata a nada.


Si no entiendes a los demás, trata de entenderte a ti.


Si al mirarte en un espejo no apruebas su reflejo, modifica tu apariencia o deja de usarles.


Tus guías pueden ser héroes a imitar o villanos a contradecir.


Se o deja de ser. Se y deja de ser.


Is on sedneitne ogla, elad al atleuv. Si no entiendes algo, dale la vuelta.





--------------------------

Si te gustó este Ensayo, te pueden interesar también: