martes, 14 de febrero de 2012

Como Liberar El Ombligo


Duerme, mi pequeño halo reflejado, y sueña con un futuro mejor, donde cada uno de tus anhelos no se escape por el desagüe.

Duerme, mi gran esperanza recompensada, y sueña con que te alimentas del árbol de la vida, que por fin quiere mostrarte su fruto mas jugoso, ese que mereces desde hace tanto tiempo para calmar tu hambre de paz emocional.

Duerme y sueña, ya que el descanso te dará una nueva razón para volar alto.