lunes, 12 de diciembre de 2011

La Sombra



Somos, en nuestra totalidad, la suma de nuestra luz interior y la sombra que ésta proyecta.


Son indivisibles y así deben seguir, NO PUEDES NI DEBES deshacerte de esa asociación, cualquier intento de fragmentarte sólo te causará mas dolor del necesario.


En cambio, si fusionas ambas partes, NADA TE PODRÁ PARAR.